Saltar al contenido

Infusión de Jengibre para aliviar el dolor de garganta

Este té de jengibre, es un remedio con propiedades curativas, haciéndonos sentir saludables. Aunque se le ha atribuido más a la cocina, ya sea como un guisante dándole sabor a las comidas, tiene significativas propiedades que la hacen milagrosa. Infusión de Jengibre para aliviar el dolor de garganta.

Ayuda a perder peso

El té de jengibre es un aliado en la pérdida de peso, siendo importante para reducir esos excesos de grasas. Además, si empiezas a hacer algo de ejercicio, añade una taza de jengibre después de tus comidas, conseguirás llegar al peso ideal en pocas semanas. Pero ten en cuenta que también sirve para muchas cosas más.

  1. El té de jengibre facilita las digestiones: Por sus propiedades naturales, regula el funcionamiento del estómago y de los intestinos tanto delgado como grueso. Este alimento procesa muchos mejor los nutrientes, deshaciéndose de todo aquello que no necesitamos.
  2. El jengibre nos ayuda a sentirnos saciadas: Este alimento es conocido por ser un supresor natural del apetito. Es por eso, que es recomendable beber una taza de té de jengibre después de las comidas. Así no picaras entre horas y aguantaras hasta la cena.
  3. El jengibre es un maravilloso antioxidante: Esta bebida natural tiene propiedades antioxidantes. Logrando eliminar todas esas toxinas que enferman nuestro cuerpo. Así los órganos funcionarán de la mejor manera y quemarás grasas con mayor facilidad.
Mezcla el limón con este aceite esencial y aplícalo en el cabello; eliminarás todas las canas de la edad.

Preparación del  té de jengibre

Ingredientes:

  • Un vaso de agua (200 ml).
  • 30 gramos de jengibre.
  • El jugo de ½ limón.
  • Una cucharada de miel.

Lo primero que haremos, es poner a calentar la taza de agua en una tetera de cobren con el fin de conservar bien las propiedades de las plantas medicinales, cuando hierva añade el jengibre y que cocine unos 20 minutos.

Luego, apaga el fuego y deja que repose 10 minutos y de ahí empieza a consumirla, si gustas  añádele el jugo de medio limón y cucharada de miel.

Toma dos tazas al día después de tu almuerzo o tu cena, a lo largo de 15 días. Descansa una semana y vuelve a empezar. Recuerda mantener una dieta adecuada y hacer algo de ejercicio.

Comparte

Loading...